Una alimentación más simple y saludable

Una alimentación más simple y saludable

Si no tienes tiempo para cocinar o simplemente es algo que no te gusta hacer, puedes seguir estos consejos para llevar una dieta balanceada, saludable y muy simple para comer mejor. En estos tiempos, tanto en España como en países de todo el mundo, el trabajo y la familia nos deja muy poco tiempo para organizar nuestra casa y cocinar.

El freezer es nuestro gran aliado

Una buena forma de organizarnos para evitar las compras cotidianas y tener siempre algo simple que cocinar, es llenar nuestro freezer de comidas preelaboradas. Esto no significa que debamos pasar todo el fin de semana cocinando para tener siempre algo listo que descongelar, hay maneras más simples de lograrlo. Primero que nada, consigue una tienda online de productos congelados entre las tantas que existen en España. Hay muchas opciones, seguramente encontrarás la adecuada para ti, que te haga entregas a domicilio y maneje buenos precios. El segundo paso es hacer una compra general que llegue a tu casa y llene tu freezer de ingredientes que simplifiquen tu día a día.

Alimentos congelados

Hay una oferta muy amplia de alimentos que puedes comprar. Te sugerimos que elijas aquellos que puedas cocinar de forma rápida y sencilla. Un buen consejo es que elijas siempre paquetes chicos, adecuados para la cantidad de porciones que sueles preparar. Y no le temas a los mix de ingredientes, recuerda que fueron diseñados para comidas semipreparadas y muy ricas, tienes que animarte a probarlos.

Una dieta variada, simple y saludable

Te preguntarás qué tipo de comidas puedes resolver rápidamente con alimentos congelados. Aquí van algunos consejos:

  • Incluye sopas de vegetales en tus menús de invierno para entrar en calor y disfrutar de una comida sana, en minutos. Solo tienes que elegir un buen mix de vegetales o tener siempre en tu freezer diferentes verduras para realizar tus sopas. Si partes siempre de cebolla, ají y ajo salteados como base, tendrás un sabor exquisito al que sumarle cualquier otro vegetal. Al momento de comer, solo tienes que calentar todo en una olla o microondas y licuarlo con algo de agua y condimentos.

  • En verano, un buen tentempié entre comidas, como desayuno o merienda, puede ser un buen smoothie de frutas congeladas. Elige un puñado de frutos sabrosos en trozos, súmale 1 taza de alguna fruta más suave y licúalo con 1 vaso de agua. Eso es todo.

  • Los salteados de vegetales son una gran opción en todas las temporadas. Hay muchas opciones de mix de verduras varias que puedes elegir y combinar entre ellas. Cuando llegue el momento de comer, solo tienes que rehogarlos en una sartén y puedes sumarles un huevo, queso y algo extra de sabor. Puedes comerlo solo, usarlo como relleno de una tarta o hasta salteado con pasta, arroz o algo de carne y tendrás una sabrosa comida, en minutos. Recuerda que entre los alimentos congelados, también puedes conseguir trozos de pollo, cuadraditos de carne de ternera, pescado o mariscos.

ANUNCIO